Fernando Aguilera: “Quiero darme muchas alegrías a mí mismo y a la Selección”

El internacional está cuajando excelentes actuaciones con su equipo, ElPozo Murcia Costa Cálida. No en vano, ha sido el artífice la última victoria frente a Jaén Paraíso Interior. Fernan confía en que esta buena racha se prolongue en la Copa de España

El granadino Fernando Aguilera  (17-10-95), jugador de ElPozo Murcia, llegó al fútbol sala quizá en donde menos uno pudiera imaginar. Su pasión se despertó en su localidad de nacimiento, el municipio nazarí de Algarinejo, que con solo 1.500 habitantes tiene un equipo de fútbol sala (el Algarinejo FS), que llegó a militar en Segunda B.

Fernando (también conocido como Fernan y en el inicio de su carrera Fernandito) se acercó al fútbol sala de la mano de su hermano que militaba en el Algarinejo FS y tras jugar en este equipo inició su carrera deportiva que le llevó en la temporada 2012/2013 a las filas de ElPozo Ciudad de Murcia y al primer equipo en 2016. Y de ahí a la Selección española donde ha sido convocado con la Selección española Sub-18, Sub-21 hasta llegar a jugar con la Absoluta de Fede Vidal.  

Con el 14 a la espalda (el 15 en la selección y alguna vez el 9, el número con el que jugaba su hermano) se declara admirador de Falcao (“a quien veía cuando era niño en videos que me dejaban en aquellos tiempos”) y, sobre todo, de “Miguelín, Pito y de  Kike Boned, un gran referente por su personalidad y la categoría con la que llevaba la capitanía”.

Ala ofensivo, Fernando se define a sí mismo como jugador de “mentalidad atacante, al que le gusta el 1 contra 1, goleador pero a rachas, Me gusta comprometerme y trabajar para el equipo. ¿Mis puntos débiles? Soy muy autocrítico y tiendo a hacer una montaña de un grano de arena cuando fallo un gol o no juego bien”.

Con los pies en el suelo

No solo es un gran jugador sino también y por tradición familiar un artista en el arte de la panadería. Actualmente estudia el curso de acceso a la Universidad para mayores de 25 años pero el ser una estrella del fútbol sala y estar a las puertas de convertirse en un universitario no le ha alejado de sus raíces: “En pandemia regresé a mi pueblo para ayudar a mi padre, que es panadero y estaba lesionado, y estuve repartiendo pan… y horneándolo”.

Debutante con la Selección en 2018 en un amistoso contra Dinamarca ese fue el gran momento de su vida: “Todo futbolista sueña con debutar con la selección. Todo jugador quiere llegar a ser profesional y luego ser internacional y representar a  tu país”.

Por eso lleva a gala que su gran sueño es ser campeón del mundo y dar a España su tercera estrella. Y deja una promesa en caso de regresar al equipo nacional: “Prometo dar muchas alegrías: no solo a Fernando sino también a la Selección”.