Actualidad

El emigrante español en Argentina que nos emociona con su Selección

José Pontes, de 90 años de edad, sigue los partidos de la Eurocopa desde su casa en Buenos Aires en compañía de su nieto

 

Nació cuando España se estrenaba en una Copa del Mundo, allá por 1934, en la aldea coruñesa de Xermán, cerca de Santiago, y con 19 años decidió emigrar hacia Argentina.

Mucho ha cambiado desde entonces, pero no la pasión por el fútbol y por la Selección a sus 90 años de José Pontes, cuyo nieto le hace compañía estos días siguiendo los encuentros de su querida España desde su domicilio bonaerense.

Ayudado por una manta, estufa y boina, en pleno invierno austral, don José lo mismo inventa los nombres de los jugadores que da consejos tácticos (o estéticos en el caso de Marc Cucurella) a miles de kilómetros de distancia y siempre acompañado de su nieto Nicolás, un periodista deportivo que ha decidido compartir las reacciones de su abuelo en internet.

"Él siempre decía que no se podía morir sin ver a España campeona del mundo. Cuando lo logró la lástima fue que yo estaba viajando. Yo me quería matar por no estar con él y poder ver su emoción. Muchas veces, al concluir un partido de la Selección, se pone a llorar", confiesa emocionado Nicolas Pontes en declaraciones a La Voz de Galicia.

Todo un talismán y un apoyo imprescindible para el equipo de todos que a buen seguro resultará de mucha ayuda en la final de la Eurocopa el próximo 14 de julio. "Vamos a ganar de vuelta (de nuevo) porque la mejor Selección es la española", sentencia José Ponte, quien con su cariño contribuye a que efectivamente así sea.