Actualidad
La guardameta está a las puertas de culminar un año histórico que comenzó con el Mundial y que puede cerrarse con una medalla en París

A sus 23 años, Cata Coll afronta uno de sus mayores desafíos como futbolista: los Juegos Olímpicos de París. La cita olímpica será histórica tanto para la guardameta mallorquina como para el resto de sus compañeras. La de 2024 será la primera participación de la Selección Española Femenina de Fútbol en dicho torneo.

Para Cata Coll, el último año está siendo impecable. La meta del FC Barcelona ha ganado seis títulos en los últimos 12 meses: liga, Champions, Copa de SM la Reina y Supercopa de España con su club y Copa Mundial de la FIFA y UEFA Women's Nations League con la Selección Española.

Tanto los Juegos Olímpicos de este verano como la Eurocopa femenina del próximo son dos de los retos pendientes que quedan por sumar al palmarés de la balear. Para Cata, "los Juegos son un sueño para toda jugadora" y, después de verlos desde el sofá de su casa con su padre, en Francia podrá cumplir su deseo de vivirlos desde dentro: "Estar en unos Juegos es algo imposible de imaginar".

La de Pòrtol (Mallorca), que debutó con las categorías inferiores de la Selección en 2016 cuando apenas tenía 15 años, regresa ahora con la Absoluta al lugar en el que disputó su primer torneo como internacional: la República Checa. Allí disputó en 2017 el Europeo sub-17 en el que España fue subcampeona. Un año más tarde, en 2018, se proclamaría campeona del Mundo y de Europa con la Selección sub-17 en Uruguay y Lituania respectivamente.

Su propósito y el de la Selección es culminar una fase de clasificación perfecta para la EURO de Suiza 2025 ganando los dos partidos que les restan: el viernes 12 ante República Checa en Chomutov y el martes 16 ante Bélgica en La Coruña. Una vez concluidos ambos partidos, las internacionales podrán centrarse al 100% en su debut en el torneo olímpico ante Japón.

Como suele ocurrir en estas ocasiones, Cata Coll se ha atrevido con una promesa en caso de que la Selección Española coseche un metal en París: "Si ganamos una medalla, me tatuaré los aros olímpicos".