Actualidad

Un nutricionista para que las jugadoras devoren el Mundial a bocados

Gonzalo Garea cuida de la alimentación de las internacionales españolas durante la fase final en Nueva Zelanda

Si este Mundial Femenino es pionero por ser el primero en disputarse en el Hemisferio Sur, en lo que a la alimentación respecta también será el primero en el que España cuente con un nutricionista deportivo acreditado en su equipo de trabajo.

Así, las victorias de las jugadoras por Nueva Zelanda quieren beber (y comer) de las dietas y suplementos alimenticios que el cántabro Gonzalo Garea establece cada día para las estrellas de la Selección.

"A las futbolistas suelen gustarle mucho el atún y salmón marinado, junto al jamón, el pollo, el tofu o las opciones vegetales", explica Gonzalo, para el que un Mundial como el que está a punto de empezar, desde el punto de vista nutricional "es una competición muy compleja con una concentración que puede durar cerca de dos meses en los que hay que ver menús, suplementación, cargas de trabajo, alimentación específica, desplazamientos, logística... Muchas veces tenemos problemas con las materias primas al encontrarnos en un país tan lejano como Nueva Zelanda. Hay mucha parte de back office que no se ve en el día a día".

Así transcurre el trabajo de Gonzalo Garea, quien reconoce que "me han acogido muy bien" en esta su primera experiencia en un torneo de estas características, en permanente coordinación con el equipo médico y la cocina de una Selección con ganas de comerse a bocados este Mundial y hacerlo, además, muy bien alimentada.